3 oct. 2016

Algunos Hentai que van más allá de ser Hentai

(No lo digo yo, lo dice la 100cia... )



Indudablemente, arte es arte en cualquiera de sus presentaciones. No se puede tapar el sol con un dedo cuando de ese tema se refiere. No obstante, como dice el dicho “para los gustos, salieron los colores”, algunas personas suelen tener sus preferencias, mientras que otros suelen ver con malos ojos aquellos géneros o estilos con los que no comparten ningún tipo de afecto. Esto lo vemos en todas partes, desde la música hasta el deporte. Podría decirse que la variedad es infinita.

Si llevamos nuestra vista al mundillo del manganime, podemos notar que existen muchísimos géneros. Desde los principales como el shounen, shoujo y seinen, hasta el más tabú que es el hentai.

La mayoría de las personas, acostumbran a creer que en el hentai simplemente conseguiremos sexo puro y duro y sin ningún otro tipo de fin. Sin embargo, recordemos que el manga en sí es un género literario y como toda literatura, quiere mostrarle algo en lector y es allí donde haremos una pausa.


Evidentemente, hay series hentai donde solo hay sexo y nada más, pero también hay series que van un poco más allá de su zona de confort. Series que intentan contar una historia densa y compleja y, en donde el sexo sencillamente es un “plus” de esa historia que se busca contar. Partiendo de ese aspecto, les mencionaremos algunas series hentai en donde el sexo, es un mero aderezo de algo mucho más ambicioso.

Empecemos:

Kunoichi Bakumatsu Kitan: es un hentai algo antiguo y con un diseño de personajes altamente cuidado que refleja a tope el concepto estético o el canon visual de aquellos años. Aquí vemos una historia ambientada en el Japón de la era Bakumatsu, la cual esboza un poco el estilo de vida de la mujeres ninja o también denominadas kunoichi. De cómo eran sus códigos ninja, de cómo obtenían información para su asesinatos, entre muchas otras cosas. Del mismo modo, muestra un poco la interacción de estas con los Shinsengumi (la policía samurái) y lo más importante, la tensión social de aquel tiempo, desde el enfoque político hasta el enfoque de la mujer. Podríamos decir de que es una animación bastante particular por la historia que cuenta, aunque, de hecho, existen muchísimas animaciones hentai de antes del 2000 e inicio de este con un alto contenido argumental. Sencillamente es cosa de buscar. Este hentai es uno de ellos.


<Tsuyatsuya> Tatoeba haha ga: con esta entrada, creo que será la segunda o tercera vez que toco esta serie, pero simplemente era impensable dejarla a un lado en esta lista. Aquí, en esta historia, vemos un nivel de tensión increíble entre los personajes, permitiéndonos apreciar cómo cada uno de ellos se va degradando más y más hasta hacerse irreconocible –algo bastante común en el hentai: La degradación-. Del mismo modo, vemos a los personajes a lo largo de la historia, tensos y perturbados y, así como ellos, el lector acaba trastornado hasta el desenlace. Sin dudas, es un manga con personajes complejos y que, adicionalmente a todo lo mencionado, se dejan abrazar ante el placer del sexo para contar un trama altisonante de esas que recordarás para bien o para mal.


<Tsuyatsuya> Hadaka no Kusuriyubi: Tsuyatsuya es un experto en contar historias de este tipo, “picantosas”-como le diría la gente de Venezuela-. Él siempre suele mantener la complejidad de los personajes y los resultados de sus tomas de decisiones. Es decir, en estos manga, podemos ver en gran medida, el concepto de causa-efecto de un modo altamente exacerbado. Por supuesto, todo envuelto en el velo del sexo que en estas construcciones del autor, simplemente son un elemento adicional para contar una historia perturbadora y envolvente, de esas que provoca estar dentro de la historia y golpear a los personajes para mantener el correcto cause de la misma, o para que sencillamente, dejen de cagarla.


<Shindol> Emergence: el estilo de Shindol suele mostrar a los personajes con expresiones altamente bizarras –en el sentido anglosajón de la palabra- y siempre mostrando cómo estos se van transformando en algo cada vez peor, casi hasta ser escorias. Este manga de él, nos deja con un sabor de boca muy agridulce, aunque pensándolo mejor, quizás, agridulce no sea la palabra… de hecho, es más agria que dulce, casi como si agarraran diez limones y te los exprimieran en la lengua uno tras otro. En esta historia vemos un tema muy tocado pero que no por ello deja de ser atractivo para el morbo, como lo es la prostitución. Aquí, podemos apreciar la exclusión social, las drogas y otros muchísimos elementos. Es de esas historias que difícilmente son capaces de leerse de un solo golpe a causa de lo fuerte que son, o al menos para mí, que no soy amante de este tipo de género que denigra la integridad de los personajes.

(*suspiro...* Censura-chan)

<Shindol> Fragile and Tough: ver este manga de Shindol fue algo bastante raro. Es decir, él suele tocar temas tabú y mal vistos, pero aquí lo toca de una manera en que al final uno como lector acaba conmovido. Es decir, luego de escarbar entre todos los elementos del manga, conseguimos una ternura de esas que nos dibuja una sonrisa y que nos hacen pensar “qué bueno que lo leí”. 


<Shindol> Senjou No Hana: al igual que el anterior, esta una historia que toca un contexto social y tabú. Generalmente, esa es la carta de presentación de Shindol en estos últimos años. Aquí también tenemos que escarbar un poco como lo perros para hallar la ternura de la historia, aunque eso sí, no hace falta explorar tanto. De hecho, la historia podría ser un poco agridulce simplemente porque Shindol hace expresiones al momento del sexo que te dejan con una sensación rara. De no ser por eso, sería una historia más tierna de lo que es.

<Takasugi Kou> Mitsu ni Muragaru Mushi: de este autor me gustan las historias tiernas, aunque este manga no es el caso. Aquí vemos de inicio a fin, cómo el personaje principal se denigra hasta volverse algo como la escoria y sin la capacidad de pensar en absolutamente nada. Coloco esta historia aquí, porque Takasugi-sensei es muy bueno estructurando este tipo de “proceso denigratorio”. Dicho de otro modo, no es como que vemos al personaje en el primer cuadro, feliz, y en el siguiente, como escoria de la sociedad. Aquí hay un proceso que el autor se da el tiempo de explorar y trabajar.

(Censura-chan strikes back...)

<Sumiya> Gothic: esta es otra ternurita. Este manga en realidad no tiene nada de extraordinario. Diría que es un hentai del género vanilla como muchos. Sin embargo, hay algo que lo hace particularmente atractivo y es que desde el primer cuadro se es capaz de sentir ese aire sombrío que quiere hacer sentir la protagonista al lector, como queriendo que nosotros sintamos lo mismo que ella, además, la historia realmente te deja gritando “awww…”

(Seriously, Censura-chan. Le hubieses censurado la cara de una vez. Total, para lo que dejaste...)

<Ozaken> Believe Machine: el último de mi lista. En mi vida, solo he llorado tres veces viendo algo del mundillo manganime. La primera vez fue viendo el último capítulo del anime Nabari no Ou, la segunda fue viendo Clannand y la tercera fue con este hentai. Sí, así es, lloré viendo un hentai. Si hay algo que se puede mentalizar al ver un hentai, es que habrá sexo y violaciones, pero sin dudas, llorar no es algo que pondría. Sin embargo, este manga me hizo tener que levantarme un momento de mi PC e irme al baño a llorar unos minutos y a lavarme la cara. En sí, la historia es sencilla y sin nada del otro mundo. Si tuviese que decirlo de alguna forma, diría que los primeros capítulos son simplemente para que se conozcan a los personajes y ya, mientras que el último es una cachetada a tus emociones, sin mencionar que tocan un poco el concepto filosófico. Realmente, al final se queda uno como lector, llorando y reflexionando al mismo tiempo. Una historia conmovedora en verdad, y más como Ozaken construyó las viñetas para causar ese efecto de querer llorar con el desenlace.


                                                                                                                                                 
Bueno, este es nuestro más reciente proyecto. 
Aquí, en el blog, pues, hemos tenido la inquietud de hacer algo relacionado al cómic y el manga y, aprovechando mi pasión por el baloncesto, decidimos intententar esta nueva experiencia. 
Sin más, les dejamos el proyecto y agradecido con quienes nos ayuden a propagarlo XD






(Cada noche Aparecen los Demonios)



                                                                                                                                                 
Si esta entrada te ha gustado o te ha gustado alguna otra entrada de nuestro blog, por favor ayúdanos dando like a nuestro facebook, siguiéndonos en Youtube o compartiendo nuestro trabajo con quienes puedan disfrutarlo. Eso nos alegraría mucho.

Muchas gracias.